Hs-cTnI puede predecir insuficiencia cardíaca

antecedentes

La insuficiencia cardíaca (IC) sigue siendo la causa más común de mortalidad y morbilidad en el mundo occidental y se espera que continúe aumentando significativamente en los próximos años.

La prevención primaria es un objetivo sin precedentes, y los diagnósticos basados ​​en biomarcadores para la detección temprana y el pronóstico de riesgo de insuficiencia cardíaca aún son limitados y rara vez se utilizan.

Uno de los biomarcadores es NT-proBNP (péptido natiurético de tipo pro-B N-terminal). Se utiliza tanto en diagnóstico como como factor pronóstico. Además del NT-proBNP, la troponina cardíaca es actualmente el biomarcador cardiológico más importante y sirve como estándar de oro para el daño miocárdico. Los nuevos ensayos para hs-cTn (troponina cardíaca de alta sensibilidad) ahora también permiten una aplicación como biomarcador de pronóstico, ya que es posible una determinación incluso a concentraciones muy bajas. Los estudios iniciales muestran que los nuevos ensayos de hs-cTn permiten una asociación graduada e independiente con la incidencia de insuficiencia cardíaca.

El establecimiento de metas

El objetivo de este estudio de cohorte prospectivo fue proporcionar evidencia de que existe una asociación entre el biomarcador cardíaco hs-cTnI y la aparición de insuficiencia cardíaca en la población general. Además, el valor predictivo debe determinarse más allá de la aplicación como factor de riesgo cardiovascular clásico con el fin de obtener un valor límite relevante para posibles aplicaciones clínicas. El consorcio BiomarCaRE tiene como objetivo determinar el valor de los biomarcadores establecidos y recientemente descubiertos para obtener una mejor predicción del riesgo de enfermedades cardiovasculares en Europa.

metodología

Con el fin de obtener una mejor predicción del riesgo de enfermedades cardiovasculares en Europa, se recopilaron datos sobre enfermedades cardiovasculares y sus fenotipos epidemiológicos y clínicos en cohortes epidemiológicas a gran escala durante un largo período de seguimiento. El análisis de este estudio se basa en los datos de cuatro cohortes de población de Dinamarca, Finlandia, Italia y Suecia. Se incluyeron como participantes del estudio sujetos que no tenían enfermedades cardiovasculares, como insuficiencia cardíaca, infarto de miocardio o accidente cerebrovascular. La insuficiencia cardíaca se definió como el criterio de valoración principal. Los diagnósticos clínicos de rutina y las causas de muerte se documentaron mediante certificados de defunción.

Resultados

Datos generales de la población de estudio

Se pudo incluir un total de 48 455 sujetos de las cuatro cohortes en el análisis estadístico. De los 51.590 participantes del estudio original, 2.735 fueron excluidos debido a insuficiencia cardíaca, infarto de miocardio y accidente cerebrovascular existentes.

  • La mediana de edad de la población del estudio fue de 50,7 años y 25134 (51,9%) participantes eran mujeres.
  • La mediana de seguimiento fue de 6,61 años (intervalo de confianza (IC) del 95%: 6,55-6,66 años).
  • La insuficiencia cardíaca se desarrolló durante el período de seguimiento en 1.965 participantes del estudio (4,1%).
  • La mortalidad general fue del 9,6% (n = 4.648 participantes del estudio).
  • La mediana del IMC fue de 26,5 kg / m2, el 43,8% tenía presión arterial alta y el 4,6% de la población del estudio fue diagnosticada con diabetes.
  • En términos de valores sanguíneos, la mediana de LDL fue de 3,3 mmol / l, la de HDL de 1,4 mmol / ly el colesterol total de 5,6 mmol / l.
  • Subgrupo de pacientes con insuficiencia cardíaca:
    - La incidencia de infarto de miocardio y la mortalidad por todas las causas aumentaron en este subgrupo después del diagnóstico. El 29,4% sufrió un infarto de miocardio y la mortalidad global en este subgrupo fue del 45,4%.
    - La mediana de edad fue 61,2 años superior a la de la población total y el 57,2% eran varones.
    - Todos los factores de riesgo cardiovascular están aumentados en el subgrupo de IC en comparación con la población total. Estos incluyen IMC, presión arterial sistólica, diabetes y valores de lípidos en sangre.

Distribución de biomarcadores:

  • La concentración media de hs-cTnI fue de 2,3 ng / ly de NT-proBNP 46,2 ng / l en la población total y en el subgrupo de pacientes con IC, hs-cTnI fue de 4,0 ng / ly NT-proBNP de 102,5 ng / l. .
  • Relación entre HF y hs-cTnI:
    - La probabilidad de insuficiencia cardíaca aumenta con el aumento de las concentraciones de hs-cTnI tanto en mujeres como en hombres.
    - La mayor asociación entre IC y hs-cTnI se encontró en sujetos con concentraciones> 3,2 ng / l (hazard ratio (HR): 1,63; IC 95%: 1,32-2,03; p 68, 26 ng / L (HR: 2,48 ; IC del 95%: 2,02-3,03; p <0,001).
  • hs-cTnI y la predicción de HF:
    - El mejor valor predictivo se pudo encontrar en el modelo con todos los factores de riesgo cardiovascular (modelo base) y ambos biomarcadores (índice C = 0,862; IC 95%: 0,841-0,882).
    - El valor de referencia óptimo de hs-cTnI para el riesgo individual de IC fue 2,6 ng / l para mujeres y 4,2 ng / l para hombres. Se debe considerar una posible terapia preventiva a estos niveles.

Conclusión

El estudio de cohorte a gran escala mostró que el biomarcador hs-cTnI puede usarse como un factor pronóstico independiente para la insuficiencia cardíaca. Sin embargo, el mejor valor predictivo de insuficiencia cardíaca se logra combinando los dos biomarcadores hs-cTnI y NT-proBNP. El uso de los dos biomarcadores para predecir la probabilidad de riesgo de insuficiencia cardíaca puede volverse cada vez más importante en las decisiones clínicas futuras.