Tofacitinib: recomendación de aprobación de la UE para la artritis reumatoide

El tofacitinib ya está disponible como medicamento Xeljanz en más de 45 países. Sin embargo, hasta ahora Pfizer ha esperado en vano una recomendación de aprobación europea de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA). Las razones del voto negativo, según la EMA, fueron preocupaciones significativas sobre el perfil de seguridad de tofacitinib y evidencia insuficiente de una reducción constante en la actividad de la enfermedad reumatoide. La base de datos actualmente ampliada de tofacitinib ha disipado las preocupaciones de seguridad anteriores de la EMA. En consecuencia, tofacitinib convenció al CHMP por su importante eficacia y eficacia a largo plazo con un perfil de riesgo-beneficio favorable.

El tofacitinib ha sido aprobado en países de EE. UU. Desde 2012 y en Suiza desde 2013 como agente monoterapéutico y en combinación con un fármaco antiinflamatorio modificador de la enfermedad (FARME) después de un tratamiento fallido con metotrexato para la artritis reumatoide activa de moderada a grave.

Tofacitinib inhibe las cinasas Janus

En el momento de la aprobación en EE. UU., Tofacitinib era el primer representante de los inhibidores selectivos de la cinasa de Janus o inhibidores de JAK orales para el tratamiento de la artritis reumatoide. Las Janus quinasas son enzimas que transmiten señales de citocinas intracelulares desde los receptores de la membrana celular al interior de la célula a través de la cascada JAK-STAT. De ahí el nombre de la familia de quinasas Janus. Jano, el dios romano de la puerta, también se conoce como el dios del principio y el fin o el pasado y el futuro. Sus dos caras apuntan en direcciones opuestas, al igual que las cinasas de Janus. Tan pronto como una citocina se une a su receptor extracelularmente, las cinasas Janus perciben esta señal intracelularmente. Los tándems JAK activados luego fosforilan un transductor de señal (STAT). En última instancia, las proteínas STAT activan la transcripción de genes para citocinas proinflamatorias en el núcleo celular.

Inhibición de citocinas en artritis reumatoide

En enfermedades como la artritis reumatoide, la transducción de señales mediada por citocinas se altera significativamente. Surgen cascadas de señales que reclutan y activan un número excesivo de células inmunes. Los procesos inflamatorios se mantienen así de forma intermitente o redundante. Una vez inhibidas las cinasas Janus, la transmisión de la señal se ralentiza. Las señales del espacio extracelular ya no pueden ingresar al interior de la célula y al núcleo celular. En la artritis reumatoide, las vías de señalización de JAK se utilizan en particular por los interferones α y β y las interleucinas 6, 7, 10, 12 y 15. Después de tomar tofacitinib, los procesos inmunes e inflamatorios mediados por citocinas se debilitan, los síntomas reumáticos disminuyen y el riesgo de daño artralgico a largo plazo disminuye.

Alivio de los síntomas de la artritis reumatoide

Varios estudios de fase III demostraron que el tofacitinib puede aliviar significativamente los síntomas de la artritis reumatoide. Además, se mejoran las funciones físicas y se reduce o ralentiza la progresión del daño estructural de las articulaciones. Todos los estudios fueron aleatorios, doble ciego y controlados con placebo. La duración de los estudios varió entre 6 y 12 meses. Los criterios de valoración principales fueron una mejora concordante en los criterios definidos de antemano por el Colegio Americano de Reumatología (ACR), como dolor articular, hinchazón de las articulaciones y deterioro funcional en un 20 por ciento, la mediana del cambio en la funcionalidad física (medido por el Cuestionario de Evaluación de la Salud). Índice de discapacidad, o HAQ para abreviar) DI), así como el inicio de la remisión (según el Índice de actividad de la enfermedad en 28 articulaciones de <2,6). Tanto como agente monoterapéutico como en terapia combinada, tofacitinib fue convincente en todos los aspectos.

Efectos secundarios de tofacitinib

A pesar de toda la euforia y las expectativas positivas con respecto a los efectos del tofacitinib, el perfil de efectos secundarios no debe perderse de vista. Como ocurre con todos los inmunosupresores, tofacitinib también tiene una amplia gama de efectos adversos. Como resultado de las reacciones inmunes suprimidas, aumenta el riesgo de infecciones, linfomas y carcinomas graves, a veces potencialmente mortales. Otros efectos secundarios son aumento de las concentraciones de colesterol en sangre, cambios en el recuento sanguíneo y aumento de los valores de las enzimas hepáticas, así como infecciones respiratorias, reacciones inflamatorias nasofaríngeas, dolores de cabeza y molestias gastrointestinales (especialmente diarrea).

Recomendaciones de presentación y aplicación

Se espera que el medicamento esté disponible con el nombre de Xeljanz en comprimidos recubiertos con película que contienen 5 y 10 mg de tofacitinib. Debe utilizarse en pacientes adultos con artritis reumatoide activa de moderada a grave. Sin embargo, solo se puede usar si la terapia con al menos un fármaco antiinflamatorio biológico modificador de la enfermedad (FAME) no tuvo éxito, los efectos secundarios no fueron tolerados o el tratamiento con esto no fue posible.

Según el fabricante, la dosis recomendada es de 5 mg dos veces al día. También puede ser necesaria una dosis de 10 mg dos veces al día de forma individual. Puede tomarse junto con las comidas o independientemente de las comidas, pero debe tomarse relativamente a la misma hora cada mañana y cada noche.