Exacerbación de la EPOC: puntuación de riesgo de práctica

antecedentes

La importancia de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) como una de las principales causas de morbilidad y mortalidad en América del Norte y Europa ha ido en aumento durante años. El empeoramiento agudo de la enfermedad (exacerbaciones) son emergencias que requieren una intervención terapéutica rápida porque contribuyen a una mayor progresión de la enfermedad y pueden conducir a complicaciones cardiovasculares, pulmonares y generales graves [1].

Vigilancia estacionaria

En muchos casos, el tratamiento rápido y agresivo de la exacerbación de la EPOC puede estabilizar al paciente hasta tal punto que el ingreso hospitalario parece innecesario. Sin embargo, la experiencia muestra que los pacientes pueden sufrir complicaciones graves incluso después de un tratamiento exitoso de la exacerbación de la EPOC. Estos pacientes deben ser admitidos como pacientes hospitalizados, si es necesario, para permitir una intervención rápida en caso de complicaciones [1].

Reconocer a los pacientes de alto riesgo

Hasta ahora no ha habido un método validado con el que los médicos puedan evaluar de manera realista el riesgo de complicaciones después del tratamiento exitoso de la exacerbación de la EPOC e identificar a los pacientes de alto riesgo. Con este fin, los científicos canadienses del Hospital de Ottawa desarrollaron una puntuación de riesgo, la Escala de riesgo de EPOC de Ottawa (OCRS), basada en datos de 945 pacientes con EPOC. La importancia clínica del OCRS se ha comprobado ahora en un estudio de seguimiento con 1.415 pacientes [1].

El establecimiento de metas

El estudio examinó si el OCRS es una herramienta adecuada para identificar a los pacientes que tienen un alto riesgo de complicaciones dentro de los 14 días posteriores al tratamiento en la sala de emergencias después de una exacerbación de la EPOC. Además, se comparó la sensibilidad del OCRS para la detección de pacientes de alto riesgo con la práctica habitual de evaluación en urgencias.

método

El estudio de cohorte prospectivo se llevó a cabo en seis centros de atención terciaria con pacientes que padecían una exacerbación aguda de la EPOC. Los pacientes fueron evaluados según el OCRS. El seguimiento fue 30 días después del tratamiento. Cualquier evento importante, como muerte, ingreso a la estación de monitoreo, intubación, ventilación no invasiva, infarto de miocardio o recaída con ingreso hospitalario, se consideró el criterio principal de valoración.

Escala de riesgo de EPOC de Ottawa

En el OCRS, se cuestionan diez criterios de las áreas de historial médico, hallazgos de exámenes y condición después de la terapia. Las respuestas positivas se evalúan con un número determinado de puntos de 1 a 3, las respuestas negativas reciben un valor de cero. Los puntos se suman y el número total de puntos (máx. 16 puntos) permite una estimación del riesgo del paciente de sufrir complicaciones graves en los próximos 14 días:

  • Puntaje total 0: riesgo bajo
  • Puntuación total 1-2: media
  • Puntaje total 3-4: alto
  • Puntuación total 5-16: muy alta.

Comparación con la práctica habitual

La clasificación de los pacientes según OCRS fue realizada por médicos especialmente capacitados. Los resultados del OCRS se archivaron pero no se presentaron al médico que tomó la decisión de admitir o dar de alta al paciente.

Resultados

Los 1.415 participantes tenían una edad media de 70,6 años. Se produjeron acontecimientos graves en 135 pacientes. De acuerdo con la práctica de evaluación habitual, solo 70/135 (51,9%) pacientes que posteriormente sufrieron complicaciones graves recibieron ingreso hospitalario.

Mayor sensibilidad del OCRS

Con una puntuación total de OCRS de 0 puntos, la tasa de eventos fue del 4,6% y con un valor de 10 puntos fue del 100%. Si el OCRS, que se recogió al mismo tiempo, hubiera servido de base para la decisión de hospitalización, con un valor umbral del 79,3% y un valor umbral de dos puntos, el 71,9% de estos pacientes habrían ingresado en el hospital.

Conclusión

Los autores de la OCRS no especifican un límite claro a partir de cuándo recomiendan la hospitalización, porque factores como la atención domiciliaria o la posibilidad de consultar a un médico rápidamente también deben incluirse en esta decisión. Sin embargo, el OCRS puede servir no solo como un instrumento adicional para la toma de decisiones a favor o en contra del ingreso hospitalario en el servicio de urgencias, sino también en las prácticas de los neumólogos residentes, internistas y médicos generales [3].